Destacado

Inversor del mes: Jesús Machín


30 enero, 2019

En la Bolsa Social, muchas veces vemos la cara de las empresas. El equipo, los proyectos, el impacto social que causan, la rentabilidad económica que esperan obtener… Sin embargo, pocas veces ponemos cara a aquellas personas que hacen que todos estos proyectos se hagan realidad: los inversores.

Por ello, hemos decidido comenzar una nueva sección en el blog. En ella intentaremos acercarnos un poquito más a estas personas que son, al fin y al cabo, el pilar fundamental sobre el que se sustenta la financiación participativa.

En esta primera entrada hablamos con Jesús Machín, inversor que conoció la Bolsa Social desde sus inicios, y que nos ha acompañado fielmente desde entonces.

 

¿Quién es Jesús Machín y cómo comienza su trayectoria como inversor de impacto?

Estoy jubilado, después de 40 años trabajando en un banco. Siempre pensé que el dinero y la banca eran herramientas neutras, que podían ser bien o mal usadas, siendo esto último bastante frecuente. También pensaba que tenía que haber emprendedores de la economía real con buenas ideas y problemas para encontrar financiación.

Fue entonces cuando coincidió la muerte de mi padre, que me dejó unos miles de euros con los que no contaba, con un artículo sobre Bolsa Social en la revista de Triodos. Ahí fue cuando conocí la plataforma y pensé que era el momento de actuar.

 

¿En cuántos proyectos has invertido con nosotros? ¿Cuáles son?

He invertido en ocho de los proyectos financiados con éxito por vuestra plataforma; utopic_US, Nostoc, Mercatrace, Discubre, Farmidable, La Casa de la Aldea, VoxPrima y sAtt.

 

¿Por qué decides invertir en proyectos de este tipo? ¿Qué esperas lograr con tus inversiones?

Lógicamente pretendo no perder dinero, pero sin pensar en hacerme rico con esto. Me conformaría con mantener el valor de lo que tengo o poco más.

Lo que sí me preocupa, y mucho, es a qué se dedica mi dinero y si estoy ayudando a mejorar el mundo en general.

 

¿Qué tipos de proyectos de impacto social te atraen más? 

Todos los que he invertido han tenido su chispa por uno u otro motivo, pero en general me atraen más los que percibo que pueden contribuir al crecimiento. No acabo de estar de acuerdo en que el crecimiento tiene un límite: pienso que hay recursos más que suficientes, pero han de ser bien usados. También creo que habría que dar una vuelta a la forma de medir el crecimiento.

¡Ah! Y como buen jubilado, me gustan las obras, y por eso estoy muy ilusionado con sAtt… 

 

¿Cómo valoraríais la experiencia de inversión en la Bolsa Social? 

Muy positiva. Me resulta muy ilusionante ver la aparición de nuevos proyectos, seguir su evolución, ver cómo acaban la ronda con éxito y  ponerles caras y ojos, saber quién está tras ellos.

Me entristece ver que alguno se ha quedado por el camino, porque creo que todos tienen méritos suficientes para acabar bien.

 

 

¿Cuáles crees que son las claves para realizar una buena inversión de impacto?

Son muy importantes las precauciones y premisas que se recomiendan en la propia plataforma. Aparte de eso, me parece fundamental entender de qué va cada proyecto, tratar de intuir si tiene sentido y porvenir.

 

¿Qué te parece la comunicación de los proyectos con sus inversores? ¿Qué recomendaciones les darías a los emprendedores a la hora de comunicarse con vosotros?

La comunicación me parece fundamental y complementaria al poner cara y ojos como decía antes. No obstante, creo que habría que tener más en cuenta que cualquiera puede ser inversor,  por lo que habría que adaptar el lenguaje para no expertos.

También hay veces en las que echo en falta mayor comunicación entre el inversor de referencia y el resto al que representa.

 

¿Cuál es tu visión a futuro del mundo de la inversión de impacto en España? ¿Crees que se tomarán medidas sobre el impacto social de las empresas de forma real y acreditable?

Creo que la inversión de impacto irá a más, pero lentamente, a remolque de lo que se vaya viendo en países mas adelantados y de la experiencia que vayamos teniendo y transmitiendo los “pioneros”.

No veo un interés generalizado en la gente de mi generación ni de la siguiente. Mi esperanza está en los jóvenes. Ojalá la cultura que vayan recibiendo les haga más sensibles, al mismo tiempo que mejora su nivel de vida.

 

¿Qué le dirías a un inversor que no se mostrase del todo convencido con el retorno del impacto social?

Si es un inversor, por lógica supongo que tendrá dinero para invertir. Le diría que el beneficio monetario no lo es todo. Hay otro tipo de recompensas que merece la pena considerar: a corto plazo, como la satisfacción de hacer algo bueno; y a largo plazo, como beneficiarse de una sociedad mejor.

Seguro que se puede permitir el dedicar una parte de su capital a proyectos de este tipo.

 

Por último, ¿qué mensaje final te gustaría dejar a quienes estén leyendo esta entrevista, ya sean emprendedores, inversores o gente interesada en el mundo del impacto social?

Pues les animaría a seguir por este camino, ya que están en el lado correcto de la economía. También les desearía grandes éxitos, y que los beneficios que puedan obtener los reinviertan en más impacto social. 

Volver al blog >>

No te pierdas ninguna oportunidad de inversión