Entrevista Carlos Madolell, Braibook

Carlos Madolell, CEO y fundador de Braibook: «¿Sería tu vida igual si te lo tuvieran que leer todo?»

Braibook es un aparato del tamaño de un pequeño mando a distancia para personas ciegas, cabe en una sola mano. El dispositivo traduce al Braille cualquier documento de texto que esté en un móvil o un ordenador. Tiene un espacio en el que el usuario apoya el dedo y se va dibujando el relieve de un carácter en Braille. Sencillez de uso y un precio asequible, son sus dos grandes ventajas frente a otros dispositivos, según afirma Carlos Madolell, su inventor y CEO de la empresa que quiere llevar la lectura a todas las personas con discapacidad visual. Actualmente se encuentra en una campaña de equity crowdfunding en la Bolsa Social, a través de la cual busca entre 75.000 y 90.000 euros de inversores. Con ellos quiere producir de forma industrial la primera remesa y distribuirla a través de distintos canales, como la tienda online de la ONCE.

—Dices que quieres hacer que cualquier persona ciega lea en un autobús o incluso ¿mientras camina? ¿Eso no es algo que se pudiera hacer antes?

Actualmente, los dispositivos de lectura en Braille son dispositivos de gran tamaño. Tienen mínimo 12 caracteres en Braille, mientras que BraiBook dispone de sólo un carácter en Braille, lo que nos permite poder reducir al máximo su tamaño. Mientras caminan, las personas con discapacidad visual necesitan de ayuda, ya sea por un bastón o por un perro guía. El tener que leer con grandes dispositivos que necesitan ambas manos les perjudicaba mucho, ahora con BraiBook pueden estar leyendo con una mano mientras caminan con su perro guía o bastón en la otra.

—¿Y no es más fácil usar un programa de esos que leen con una voz robótica el contenido?

—Los sistemas de audio son un sistema de lectura tanto para personas con discapacidad visual como con personas videntes. ¿Porqué no usamos todos sistemas que leen el contenido y dejamos de leer? Es la misma pregunta que se les hace a los ciegos. El sistema Braille es un sistema de lectoescritura, lo que significa que si una persona ciega no sabe Braille, no sabe ni leer ni escribir. ¿Te parece que tu vida sería igual si, en vez de leer y escribir por ti mismo te lo tuvieran que leer todo?

—¿Cómo se te ocurre esta idea?

—Un día iba con mi eReader, leyendo en el autobús, y entró una persona ciega. En ese momento comencé a pensar cómo hacían ellos algo que los demás hacemos de una forma tan común: leer en cualquier momento y lugar. Después de realizar búsquedas por Internet, fui a asociaciones de discapacidad visual, estuvimos entrevistándonos con varios socios y nos fueron informando de qué tenían en el mercado y qué es lo que necesitaban. Después de recoger la información, fuimos diseñando el producto.

—La parte técnica no debió de ser fácil.

—No. Llevamos 3 años en el proyecto y aún nos quedan muchas cosas que ofrecer a nuestros usuarios.

—¿Para qué estás buscando la financiación?

—La financiación la estamos buscando para poder salir al mercado. Ya disponemos de un prototipo funcional y ahora sólo falta empezar a fabricar. Además de la fabricación, la financiación se destinará para la patente, el marketing y el equipo.

—¿Crees que Braibook será un aparato mainstream en el futuro?

—Sí. Estamos diseñando BraiBook para que sea algo más que un eReader. En un futuro, BraiBook podrá usarse como GPS, podrá complementarse con dispositivos externos como escáner, teclado, dispositivo móvil,… para que sea una herramienta que facilite el día a día de las personas con discapacidad visual.

—Y la pregunta del millón, o mejor dicho, de los 90.000 euros: ¿por qué debería alguien sumarse a tu campaña de equity crowdfunding?

—Es importante que se sumen a nuestra campaña por dos motivos. Uno, por su potencial impacto social, que es muy grande: que las personas con discapacidad visual puedan realizar la lectura de una manera más sencilla y además, poder escolarizar a más de 1 millón de niños ciegos en el mundo que no están escolarizados, por falta de material adaptado. BraiBook será una revolución para las personas con discapacidad visual. Facilitaremos la vida a mucha gente, pero además, si extendemos el uso de Braibook, los socios habrán invertido desde sus comienzos en una empresa con proyección internacional y sin miedo a innovar. Es una oportunidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué es la Bolsa Social?

Entradas recientes

Buscar…